24 febrero, 2011

"Page 1"

Martes 22 de Febrero de 2011

" Es claro que el sexo ocasional -e incluso el de muchas parejas afectuosas- trae las virtudes/placeres y hasta poderes curativos que ya he experimentado, sin embargo ayer encontré en el bar a una tal Aubrey o Ms. Murdock, como deseaba que la llamara -rubia intrépida-, que me ha dado mucho más que las horas de goce que se terminan lavando con una ducha. Hablar con aquella mujer totalmente inesperada luego de un acuerdo tácito para encontrar el idioma en que nos comunicaríamos, logró seducir las horas que sucedieron a las 10 pm en un ambiente como el que solo provee el mar. Tocando conversaciones inteligentes - de esas que no se precisan todos los años-, recubiertas de risas tan espontáneas que no son más que el alimento del mismo espíritu -y del cortejo común que coincide con la perfección atea de ambos-; permitió dejar algo más que la huella febril que se borra con la marea, algo más que el recuerdo de sexo que se añeja con los días, en su lugar me dejó algo inusual: besos de sabiduría; y eso no se añeja, eso perdura a la vida misma.
Probablemente estoy loco y mañana puede que vuelva a las batallas fermentadas con sudor desenfrenado, pero al menos a ella la recordaré por encima de las que vengan por hacerme mejor hombre, no por el momento en la habitación, sino porque juntos nos bronceamos en una noche plagada de risas, caricias, servilletas con tinta y neuronas. Todos pueden coger, pero no cualquiera puede pensar.
Ambos nos vivimos, pero sé que ella seguirá siendo una de las odas a la mujer inteligente..."

16 comentarios:

  1. Que buen texto, y que claro queda esa cosa que se da más allá de un momento de placer. Es linda esa sensación cuando nos pasa algo así.

    abrazos totales señor.

    ResponderEliminar
  2. Por aquí ando, haciendo una visista de tarde. Paseando entre tus cosillas. Y como siempre encantado de haber pasado por tu casa.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No puedo menos que coincidir totalmente.
    (Aunque sin intención alguna de desacreditar el sexo).

    ResponderEliminar
  4. La clave de hallar un lenguaje común. Preciado tesoro que pocos hallan.

    :)

    Un abrazo, sr.

    ResponderEliminar
  5. el placer de aprender algo nuevo...

    ResponderEliminar
  6. Para dejar huella bastan 5 segundos o algunas horas de conversació. Puede que alguna habitación, a veces, pero no siempre.

    La huella, en el fondo, es una pisada en el sitio que se deseaba hollar.

    ResponderEliminar
  7. "Todos pueden coger, pero no todos pueden pensar"

    Coger y pensar son mundos a veces desconectados. Cuando coinciden, se da "el goce". El auténtico. Lo que se añeja -sigo tus palabras, se desdibuja, lo otro...queda ahí.
    Bendita memoria.

    ResponderEliminar
  8. Es como leer un texto como este... si, tal vez, sobreestime las ideas que transmites, pasando por alto la fugacidad y poniendo en entre dicho, el amor eterno y la relación estable, pero la conversación, las risas e incluido, el sexo son modos de comunicarnos y entendernos con los demás. Si el protagonista consiguió mantener algo de ella, de aquella circunstancia logró más de lo esperado.

    Me gustó mucho.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Aves de Paso dijo Sabina. Todas nos ayudan a aprender más de nosotros mismos, en el instante en que todo se acaba y son ell@s l@s que se tienen que levantar e irse, mientras uno se queda en la habitación :P

    ResponderEliminar
  10. Cuando hay conexión, intereses comunes, sincronía... siempre va a ser memorable, porque cuesta encontrar alguien que te toque fibras distintas a las que se acostumbran en el sexo.

    besitos

    ResponderEliminar
  11. Es que hay muchas formas de hacer el amor, y con la palabra es de los mejores...

    Besicos

    ResponderEliminar
  12. Una marca indeleble definitivamente Gastón.

    Gracias Hiperión.

    Desacreditarlo sería no más que ser un tunante Sole jaja.

    Emilia: lenguaje común, así no más, certera!

    Gustvao, y la actitud de querer aprender.

    Juanjo, la última frase es como para enmarcarla en una canción.

    Cisne, bendita memoria, que quedaría sin la memoria!

    Esilleviana, coincido plenamente, la fortuna tiene patas de oportunidades aprovechadas.

    Alicia, jaja me quedo con lo primero mujer, de lo otro es meter la cuchara en otro lugar!

    Es como aprender a tocar nuevas melodías de un instrumento Nayuribe, la sensación es como vos decís memorable.

    Belén, ese comentario fue como la recapitulación magistral de todo! Brava!

    Un abrazo a todas y todos.

    Alejo

    ResponderEliminar
  13. ¡qué lindo cuando no tenemos que cortarnos la cabeza y dejarla en la mesita de luz por los minutos que dure una cita!

    Me encantó, saludos...

    ResponderEliminar
  14. Un brindis por la "no-guillotina"! -bienvenida flordeaulaga

    ResponderEliminar
  15. Naufragos inmortales.. asi se muere para vivirla ;)

    Que grande es el mar, verdad?


    Un beso.

    ResponderEliminar